Investigación de mercado, opinión y comunicaciones Researching the market, opinion and communications Somos especialistas em pesquisa de mercado, opinião e comunicações.

Noticias

/
05jul2016

El sueño y la salud

  • Por Cazoll
  • 1 Etiquetas
  • 0 Comentarios

El ser humano pasa un tercio de su vida durmiendo. Pero ¿qué ocurre realmente cuando caemos en los brazos de Morfeo? les contamos 10 cosas que debe saber al respecto.
 
durmiendo
 
La buena siesta
Los ojos se cierran, el cuerpo se siente pesado. Es hora de la siesta. Dormir un rato puede ayudar a aumentar la concentración, el rendimiento y la capacidad de reacción. Pero durante el día no se debería dormir más de 30 minutos, porque tras ese lapso se entra en una fase de sueño profundo y cuesta despertar.

 

Los bostezos son contagiosos
Cansancio, falta de oxígeno… no está del todo claro por qué la gente bosteza. Lo que sí resulta evidente es que los bostezos son contagiosos. Los científicos sospechan que ello se debe a las “neuronas espejo”, que son las que actúan cuando imitamos inconscientemente los gestos de otro individuo.
 
Somníferos
El insomnio es enervante. Para combatirlo, muchos recurren a píldoras, algunas de las cuales se venden incluso sin receta. Pero, según el informe del Gobierno alemán sobre drogas 2014, los somníferos encierran un alto potencial adictivo. Además se dice que los más comunes, las benzodiazepinas, perjudican a largo plazo la memoria y hasta pueden fomentar la demencia. Pero hay también ayudas naturales para dormir, como las almohadillas de lavanda, las gotas de valeriana o a manzanilla. Se dice que también mascar almendras ayuda a relajarse.

 

Las fases del sueño

Dormir equivale a estar completamente tranquilo… ¡Error! Al dormir, el cuerpo atraviesa varias veces cada noche diversas fases de sueño. Se dividen en etapas MOR (movimientos oculares rápidos) y no MOR, que a su vez contemplan fases de sueño ligero y sueño profundo. En las fases MOR la actividad cerebral es alta y la persona sueña con frecuencia. En las etapas de sueño profundo, el cuerpo se relaja y regenera.
 
Los sueños
Todavía no hay pleno acuerdo en torno a qué es exactamente la actividad psíquica que llamamos sueño. Para los neurocientíficos, los sueños son en su mayoría respuestas físicas a procesos neuronales; los psicólogos los ven como reflexiones del subconsciente. Lo que se sabe es que todas las personas sueñan más o menos la misma cantidad de tiempo, a menos que consuman psicofármacos. No obstante, no todas recuerdan sus sueños.
 
¿Cuánto se debe dormir?
Todos quisiéramos a veces apagar el despertador y seguir durmiendo. El sueño puede ser benéfico. Pero, en exceso, resulta incluso negativo. Dormir demasiado puede favorecer la propensión a ataques cardíacos, demencia o depresiones. Los científicos difieren en cuanto la cantidad de tiempo ideal, que varía entre seis y ocho horas. Lo alemanes suelen dormir, en promedio, siete horas.
 
Madrugadores y dormilones
Algunos despiertan llenos de energía; otros no logran articular ni una palabra sin antes haber bebido una taza de café. Hay quienes gustan de levantarse temprano y hay quienes se acuestan y levantan tarde. Estudios han demostrado hasta cierto punto que el ánimo matutino depende también de factores genéticos.
 
Factores perturbadores
Con el progreso de la civilización, el ruido parece aumentar por doquier. Y este es uno de los clásicos factores perturbadores del sueño. Pero también tienen un efecto negativo los desvelos ante la computadora o el smartphone. Estas pantallas luminosas pueden perturbar por ejemplo el biorritmo. Igualmente el alcohol perjudica el sueño y el metabolismo.
 
Hombres y mujeres
Las mujeres y los hombres son distintos… también al dormir. Con frecuencia se cita un estudio del científico John Dittami, según el cual las mujeres reaccionan de manera más sensible que los hombres a la presencia de un acompañante en la cama. En general están más alertas, también durante el sueño. Los hombres, en cambio, duermen más profundamente cuando tienen a una mujer a su lado.
 
Hábitos de sueño
Un fabricante de pulseras de control de la condición física evaluó datos de sus clientes en diversas partes del mundo y comparó sus hábitos de sueño. De acuerdo con sus conclusiones, los habitantes de Tokio son los que menos duermen: 5 horas y 44 minutos al día. Los de Melbourne están en el extremo opuesto, con 6.58 horas de sueño.
 
SIESTA
 
EL PAÍS QUE MÁS DUERME EN EL MUNDO
 
Investigadores estudian el comportamiento del sueño en el mundo entero con la ayuda de una app y miles de personas. No hay mucha diferencia, pero en cuestión de salud, cada minuto cuenta.
 
Los habitantes de Japón y Singapur son los que menos duermen: siete horas y 24 minutos. Por el contrario, los holandeses son las marmotas entre la población de los países industriales con 8 horas y 12 minutos. Los alemanes se hallan por debajo del promedio de los 20 países investigados; con 7 horas y 45 minutos.
 
Investigadores de la University of Michigan estudiaron por primera vez el comportamiento del sueño en todo el mundo con ayuda de una app, llamada “Entertain”, y miles de personas. Los resultados se publicarán en la revista especializada “Sciences Advances”.
 
En el estudio no se aprecian muchas disparidades, pero, según el equipo de la investigadora estadounidense Olivia Walch, cada media hora de sueño supone una verdadera diferencia en relación con el rendimiento del cerebro y la salud a largo plazo.
 
bostezo
 
El cansancio no determina el tiempo de sueño
 
Los investigadores analizaron a 5.500 participantes. Les llamó la atención que el periodo de sueño en la mayoría de los casos no depende del cansancio, sino se veía determinado sobre todo por el entorno y las normas sociales. “Por encima de todos los datos, parece ser que la sociedad regula el horario de sueño y el reloj interno, el despertar de cada individuo. Además, acostarse tarde conlleva la pérdida de sueño “, resume el coautor y matemático Daniel Forger.
 
Las obligaciones como el trabajo, los niños y el colegio por la mañana son desde luego compromisos, pero no son los únicos factores que nos hacen despertar. El reloj biológico de los participantes en el estudio influyó mucho a la hora de despertarse y no solo el despertador, según el investigador.
 
Hombre o mujeres, ¿alondras o búhos?
 
A todo esto se le suma la predisposición genética. Por ejemplo, hay personas que necesitan pocas horas de sueño además del cronotipo de cada uno, es decir, si alguien es madrugador o un búho, dijo Forger a la agencia de noticias dpa. Estos factores deben tenerse también en cuenta, ya que junto a la influencia social juegan un papel importante a la hora de conciliar el sueño.
 
El estudio muestra que los hombres de mediana edad son lo que menos duermen. Con frecuencia menos de las siete u ocho horas recomendadas. Las mujeres entre 30 y 60 duermen en promedio alrededor de 30 minutos más que los varones.
 
La autora principal de la investigación, Olivia Walch, recalca que el estudio no indaga cuántas horas debería dormir cada individuo, sino que solo describe el promedio. Dormir poco reduce mucho el rendimiento. “Con tan solo un par de días sin dormir, la gente se siente como si estuviera borracha“, dice Walch. La gente agotada no lo notaba y sobrevaloraba su capacidad de rendimiento.
 
Método con futuro
 
Originariamente se había ideado la app para ayudar a las personas con “jetlag”, desfase de horarios. Los participantes del estudio comunican el lugar, el horario regular de sueño y cuánto tiempo se hallan en lugares determinados o al aire libre.
 
El presidente de la Sociedad Alemana de la Medicina del Sueño, Alfred Wiater, piensa que este método a través de la app puede marcar pautas para estudios futuros de este tipo: “El estudio muestra que con respecto al comportamiento del sueño, se deben tomar otros aspectos más en cuenta que la edad y el sexo, como se venía haciendo hasta ahora”.

 

FUENTE:

http://www.dw.com/es/cuál-es-el-pa%C3%ADs-que-más-duerme-en-el-mundo/a-19240836

http://www.dw.com/es/el-sueño-y-su-importancia-para-la-salud/a-19346072?maca=spa-newsletter-sp_CienciayEcologia-2360-html-newsletter

CATEGORIES salud

COMENTARIOS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *