Investigación de mercado, opinión y comunicaciones Researching the market, opinion and communications Somos especialistas em pesquisa de mercado, opinião e comunicações.

Noticias

/
03oct2013

En algunos países, los datos en las redes sociales pueden influir en la obtención de créditos. Parte 2

  • Por superadmin
  • 1 Etiquetas
  • 0 Comentarios

Tendencias en Finanzas: El año pasado, Schufa, la mayor agencia de crédito de Alemania, provocó una polémica después de que varias empresas noveles relataran que  planeaba obtener datos de las redes sociales para medir la capacidad de crédito del consumidor

 

socialmedia-challenges

 

 

 

Límites de los datos sociales

Un gran desafío de usar los datos sociales para la evaluación de crédito surge de las leyes de protección al consumidor. Según la Ley de Oportunidad de Crédito Igualitario, el crédito debe ser extendido a todos los candidatos con capacidad crediticia a pesar de la raza, religión, sexo, estado civil, edad y otras características personales. La mayor parte de esas informaciones pueden ser sacadas de Facebook. “Hoy en día, el mundo es muy diferente […] pero las leyes aún valen”, dice David Musto, profesor de Finanzas de Wharton que estudia el crédito al consumidor. Él dijo que algunas empresas han incitado la controversia al analizar los posts de los candidatos en los medios sociales. “No voy a preguntar a la persona si está casada, pero puedo descubrirlo”, dice Musto. “Eso disminuye la posibilidad de discriminación”.

La privacidad es otro desafío. El año pasado, Schufa, la mayor agencia de crédito de Alemania, provocó una polémica después de que varias empresas noveles relataran que  planeaba obtener datos de las redes sociales para medir la capacidad de crédito del consumidor. Desde entonces, la empresa dio marcha atrás. En EEUU, las agencias de crédito están “fuertemente reguladas”, dice Musto. “Ellas se preocupan mucho de trabajar en conformidad con la ley […] No imagino ninguna de las grandes agencias de crédito involucrándose en algo parecido”. Por lo menos un gran acreedor, Citibank, no piensa en usar los datos sociales para evaluar los tomadores. Frank Eliason, jefe de medios sociales, dijo a The Economist que el banco monitoriza los medios sociales por asuntos de marketing, pero usarlas para evaluar la capacidad crediticia de la persona es un “juego peligroso”.

Existe también el recelo natural de los acreedores de migrar a una nueva métrica cuando FICO siempre ha funcionado bien. Otras empresas introdujeron nuevas puntuaciones en el pasado, entre ellas las tres mayores oficinas de crédito de EEUU, sin embargo ellas tardaron en ganar fuerza. Las empresas emergentes de crédito que usan datos sociales podrán encontrase con los mismos obstáculos. “Esa será la parte difícil: alejar a los clientes de FICO”, dice Stine. Los que desafían a FICO tienen que probar “que están construyendo una trampa mejor”. Pero las empresas continuarán intentando ganar cuotas de mercado, especialmente ahora. “Se trata de un mercado lucrativo”, dice él. “Ya no es preciso tener un ordenador del tamaño de una casa para hacer ese tipo de cosas. Se puede usar un servidor en la nube. Los algoritmos se han vuelto más sofisticados y no necesitan tantos ajustes como en el pasado”.

Otro problema son los datos sociales: a diferencia del historial real de pago, es más fácil manipular el perfil de la persona en los medios sociales. “El consumidor puede comprar seguidores en Twitter” e intentar mejorar su puntuación de crédito de esa forma, dice Stine. “En algún momento, se vuelve ventajoso manipular esas cosas”. Tenemos entonces un enfrentamiento directo entre prestatarios que manipulan su perfil para conseguir crédito y acreedores que intentan descubrir consumidores con capacidad de crediticia real, añade.

Pero, a pesar de las dificultades, la era del “Big Data” ha llegado y el mercado está adaptándose. Experian, una de las tres grandes oficinas de crédito de EEUU, lanzó recientemente la puntuación “Extended View” [Vista Ampliada] que incluye informaciones sobre alquiler como parte de su cálculo. La empresa, junto con TransUnion y Equifax, también hizo cambios en su sistema de oposición a FICO denominado “VantageScore” para mejorar la evaluación de crédito. Por ejemplo, las deudas que son enviadas a una agencia de cobro eran tomadas en cuenta en la puntuación de crédito del individuo durante siete años. La nueva versión del VantageScore ya no hará eso, desde que se pague la deuda o haya un acuerdo y el saldo final sea cero, según un artículo del 11 de marzo de CNNMoney. El sistema de puntuación también tomará en cuenta el pago de las cuentas de concesionarias de servicio como parte del perfil de crédito del consumidor. FICO, por su parte, dijo que deberá incorporar datos alternativos a las puntuaciones de las personas con historiales limitados o sin historial de crédito.

social media 2

Actualmente, sin embargo, FICO no tiene planes de usar datos obtenidos en los medios sociales, informó el Wall Street Journal. Bradlow, sin embargo, cree que los criterios de puntuación podrían cambiar, principalmente después de que se estableciera un número mayor de correlaciones. “Por último, los datos de las redes sociales podrán entrar en la puntuación de FICO”, dice. “No percibo una disminución del deseo de resumir el historial de crédito de alguien con una única puntuación. El cambio que percibo es en relación a lo que la compone”.

Respecto a las empresas de crédito que recurren a los datos sociales para incluirlos en la evaluación de crédito, “no sé si eso es una idea buena o mala. Creo que será ineludible”, dice Stine. “Ellas están intentando crear un nicho en un mercado en que las personas no están habituadas a ese tipo de información. Descubriremos en pocos años si fue una buena idea”.

Fuente: http://www.wharton.universia.net/index.cfm?fa=viewArticle&id=2376&language=spanish. Publicado el: 10/07/2013

COMENTARIOS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *