Investigación de mercado, opinión y comunicaciones Researching the market, opinion and communications Somos especialistas em pesquisa de mercado, opinião e comunicações.

Noticias

/
14abr2012

¿Para qué sirven las estadísticas?

  • Por superadmin
  • 7 Etiquetas
  • 0 Comentarios
Fragmento tomado de El Independent, por Juan Carlos de Pablo, Revista Fortuna

¿Para qué sirve que una vez por mes sepamos cuánto se modificaron los precios, que una vez por trimestre conozcamos qué le pasó al empleo y al desempleo, y que una vez cada 10 años sepamos cuántos habitantes somos? Después de todo, la humanidad vivió buena parte de su existencia sin estadísticas y aún hoy probablemente la inmensa mayoría de la población mundial viva sin consultarlas.
Las estadísticas sirven para 2 cosas: determinan directamente ciertas decisiones y ayudan a realizar diagnósticos.
Las estadísticas determinan directamente decisiones cuando el número de los diputados que integran la respectiva Cámara en el Congreso Nacional es proporcional al número de habitantes de cada provincia, y este dato surge de los censos; y también determinan directamente decisiones cuando la estimación oficial de la variación de los precios se utiliza para indexar (en castellano, indizar) el valor de los títulos públicos, alquileres u otro tipo de contratos. En el plano internacional, las estadísticas sobre déficit fiscal y PBI de los diferentes países europeos servían para determinar qué países cumplían, y cuáles no, el Tratado de Maastricht.

Sin desmerecer el anterior, el uso de las estadísticas que destaco en estas líneas es el otro, el de herramienta para realizar diagnósticos. En este sentido las estadísticas sirven para complementar la visión que surge de la experiencia individual y la que se desprende de la interacción directa. No necesito consultar las estadísticas para saber si estoy ocupado o desocupado, si me cuesta más o menos que antes peluquearme o comer tostadas, o si estoy pronunciando más o menos conferencias que el año pasado. Pero necesito estadísticas para saber si lo que a mí me pasa sólo me ocurre a mí o también le pasa a los demás.
Desde el punto de vista del diagnóstico causal no es lo mismo que yo deje de dictar conferencias mientras mis colegas lo siguen haciendo, a que yo deje de dictar conferencias y a mis colegas les ocurra exactamente lo mismo. Si yo dicto menos conferencias pero mis colegas más, algo está ocurriendo conmigo, porque se está produciendo una sustitución; mientras que si yo dicto menos conferencias y a mis colegas les ocurre lo mismo, algo está ocurriendo con “el país”, o al menos con la demanda de conferencias en general.
Por eso se puede vivir sin estadísticas, como también se puede vivir sin e-mail, sin cerveza o sin poder ver a la Pantera Rosa. Pero se vive más y mejor pudiendo acceder a cada uno de los bienes mencionados.

COMENTARIOS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *