Investigación de mercado, opinión y comunicaciones Researching the market, opinion and communications Somos especialistas em pesquisa de mercado, opinião e comunicações.

Noticias

/
09dic2013

¿Ser negativo es una variante genética?

  • Por superadmin
  • 1 Etiquetas
  • 0 Comentarios

Imagine que contempla un río al atardecer. La misma imagen podría llevarle a apreciar la belleza del paisaje, o a asumir que el río representa un peligro porque siempre existe la posibilidad de ahogarse bajo sus aguas. Algunas personas tenderán a concentrarse más en el primer pensamiento, y otras más en el segundo. ¿Diferencia de personalidades derivada de experiencias distintas en la vida?

Investigación de la Universidad de British Columbia, Canadá.

 

¿Un paisaje bello o un sitio donde alguien podría ahogarse? La genética de cada persona puede contribuir a que vea de un modo u otro un mismo escenario.

¿Un paisaje bello o un sitio donde alguien podría ahogarse? La genética de cada persona puede contribuir a que vea de un modo u otro un mismo escenario.

 

En algunos casos sí, pero en otros la genética desempeña un papel más importante de lo que se creía, a juzgar por los resultados de un nuevo estudio realizado por el equipo de la psicóloga Rebecca Todd, de la Universidad de la Columbia Británica en Canadá. En la investigación se ha constatado que una conocida variante genética puede causar que los individuos perciban los eventos emocionales negativos más vívidamente que otros.

El hallazgo sugiere que, hasta cierto punto, es cierto en esta faceta de la genética lo de que “todo depende del color del cristal con que se mira”. Las personas experimentan aspectos emocionales del mundo percibiéndolos a través del “color” del cristal que le han pintado sus genes. Las variaciones biológicas a escala genética pueden ejercer un papel importante en las diferencias individuales de la percepción.

El gen en cuestión es uno que influye en la hormona y neurotransmisor norepinefrina. Anteriormente se encontró que interviene en la formación de recuerdos emocionales, y el nuevo estudio muestra que la variante examinada también desempeña un papel significativo en la percepción emocional a tiempo real.
 

A los 200 sujetos de estudio se les mostraron palabras positivas, negativas y neutras en rápida sucesión.

Los individuos con cierta variante genética tenían más probabilidades de percibir las palabras negativas que los sujetos sin esa variante genética. En cambio, los integrantes de ambos grupos percibieron más las palabras positivas que las neutrales, no existiendo diferencias entre uno y otro grupo en cuanto a la intensidad de esa percepción de las palabras positivas.

“Estas personas pueden ser más propensas a percatarse de un rostro con expresión de enojo de entre una multitud de personas”, expone Todd como ejemplo. Ante paisajes naturales, estas personas percibirán sobre todo los peligros potenciales, como el de ahogarse en un río que otras personas solo ven como un paisaje repleto de belleza natural.

Los resultados de la nueva investigación aportan datos nuevos y reveladores sobre las formas en que la genética, combinada con otros factores como la educación, la cultura y el estado de ánimo, pueden promover diferencias entre personas en lo referente a la percepción emocional y la subjetividad.

En la investigación también ha trabajado Adam Anderson de la Universidad Cornell en Ithaca, Nueva York. Las muestras de ADN fueron proporcionadas por Daniel Mueller del Centro de Adicción y Salud Mental de Toronto, Canadá.
 

Fuente: http://noticiasdelaciencia.com/not/8774/predisposicion_genetica_a_concentrarse_en_los_aspectos_negativos/

COMENTARIOS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *